logo
Pink Magnolia destaca con un toque de diversión en su muestra ‘Cosmic Dolls’
Broche de oro para MBFWMx con ‘Make a wish’ de Alejandra Quesada

Broche de oro para MBFWMx con ‘Make a wish’ de Alejandra Quesada

Por Laura Arana / Fotos Mauricio Ache

Con una sala de desfiles completamente llena, la creativa mexicana, quien la temporada pasada ganó la plataforma Fashion Forward, logró proyectar una madurez en cada uno de sus looks, que incluyeron vestidos y minivestidos, así como suéteres y leggings, gracias al apoyo de Grupo Axo.

‘Make a wish’, como tituló su antología, contó con faldas circulares, faldas largas, abrigos en corte ‘A’ y capas, que acompañaron sacos, faldas, y sudaderas. Los materiales predominantes fueron viscosa, algodones y sedas estampadas, así como gabardinas y lanas.

Su paleta de color se decantó por el negro, ladrillo, bugambilia, verde limón, petróleo, blush y rojo.

 

Zingara captura la riqueza cromática del mar y el atardecer

Zingara captura la riqueza cromática del mar y el atardecer

Por Bernardo Hernández

Cuatro islas tan exóticas como exclusivas, un chapuzón de color, retro glam, así como la libertad de espíritu fueron las pautas fundamentales a partir de las cuales se presentaron cuatro líneas: ‘Bahamas’, ‘Fiji’, ‘Ibiza’ y ‘Phi Phi’, que capturaron la riqueza cromática del mar y el atardecer. La firma sugirió diseños para vestir todo tipo de cuerpos, gracias a su variedad de tops & bottoms, los cuales se adaptan a las diversas siluetas y estilos de sus clientas.

Destacaron los bañadores de dos piezas (tanto strapless como halter y triangulares), bañadores enteros, vestidos largos y cortos, ‘jumpsuits’, pareos, quimonos, sandalias de tacón puente y flip flops. Los materiales: seda, algodón, poliéster y rayón.

En los estampados predominaron todo tipo de estilizaciones florales, desde el estilo arty hasta el ‘hippie chic’, así como versiones depuradas de ‘animal print’. En los detalles sobresalieron los bordados, las incrustaciones de pedrería y las aplicaciones metálicas.

El ‘Backstage’, baja el telón

El ‘Backstage’, baja el telón

Por Laura Velasco / Fotos: Jorge Sánchez

Durante las cuatro jornadas de la décima quinta edición del MBFWMx, el ‘backstage’, como siempre ocurre, volvió a ser el ‘epicentro’ de la moda y uno de los sitios (además de las pasarelas) más visitados por la prensa, editores, críticos de moda, patrocinadores, así como artistas e invitados especiales.

Así vimos, largas horas de maquillaje, múltiples y originales peinados, pruebas de vestuario, calzado y accesorios, así como toda la gran producción y coordinación que se realiza antes, durante y detrás de esta gran e importante plataforma de moda mexicana.

Para cerrar este último día de pasarelas, tocó el turno a los diseñadores Simple By Trista, Pink Magnolia, Malafacha, Zingara y Alejandra Quesada.

Aquí, los rostros lucieron limpios y al natural, cejas ocultas y otras con brillantina, párpados en color dorado o smoky, y pestañas suavemente marcadas. Los pómulos se vistieron con tonos rosas o naturales y los labios se marcaron con colores naranjas, rojo ciruela y nude.

Las últimas pasarelas mostraron cabelleras con coletas simples con flecos al frente, trenzas encrespadas, turbantes con rizos al aire, otras con ‘wet look’, así como originales peinados simulando villanos de diferentes comics.

Finalmente, las luces del ‘backstage’ se apagaron, en espera de una nueva edición

El diseño contemporáneo de Malafacha rinde homenaje a cómics

El diseño contemporáneo de Malafacha rinde homenaje a cómics

Por Cristian Arciniega / Fotos Mauricio Ache

La oscuridad y el dramatismo se convirtieron en cómplices de la propuesta de Malafacha, un referente del diseño mexicano contemporáneo. En esta ocasión, la dupla de creativos articuló un discurso que rindió homenaje a diversos villanos de la editorial de tiras cómicas Marvel.

Sus siluetas deconstruidas, estructuras rígidas y bordados de lentejuelas en patrones lineales despertaron la curiosidad de los asistentes gracias a su perfecta ejecución. Vestidos, faldas, jumpsuits, tops y sudaderas se intervinieron con bieses y tiras, reflejando de esta forma su alma experimental y propositiva.